Marketing de contenidos para hoteles: Cómo explicar la historia de tu hotel

  Publicado en Recursos

El marketing de contenidos es más que una moda pasajera, es un aspecto muy importante de la estrategia de marketing de tu hotel. En pocas palabras, es la creación y distribución de activos valiosos, como vídeos, blogs o newsletters como herramientas de marketing para atraer y retener clientes. Para los hoteles y otros proveedores de servicios hoteleros, estos activos son una gran oportunidad para mostrar por qué sus propiedades tienen una marca e historia únicas.

¿Cómo funciona el marketing de contenidos?

El Instituto de Marketing de Contenidos (CMI, por sus siglas en inglés), es una organización con sede en Estados Unidos, y define el marketing de contenidos como un “…enfoque estratégico de marketing que se centra en crear y distribuir contenido relevante, coherente y con valor para atraer y retener a una audiencia claramente definida, para aumentar la acción rentable del cliente”.

¿Y cómo funciona este concepto en la industria hotelera? Atrayendo a aquellos clientes con el perfil que buscas para tu hotel, influenciándolos a realizar una reserva, y reteniéndolos como huéspedes habituales. La clave es incluir un contenido que sea útil, informativo y entretenido. Segundo, es muy importante publicar con regularidad para ganar credibilidad y promover fidelidad.

Como parte de tu estrategia digital de marketing, el contenido que publiques debe aumentar el tráfico de tu página web y de tus redes sociales. Pero ten cuidado, el marketing de contenidos no significa promover excesivamente tu mensaje.

Las menciones ocasionales de promociones y servicios adicionales suelen incluirse, pero un buen contenido no abusa de la información comercial.

¿Qué hoteles tienen mejor el marketing de contenidos?

Si miramos a ejemplos concretos de marketing de contenidos, Marriott es un ejemplo obligado. Con el liderazgo de David Beeve, su vicepresidente creativo global y de marketing de contenidos, Marriott Content Studio emplea personal a tiempo completo para crear contenido en forma de revistas comerciales, libros, programas de televisión, episodios web, películas cortas o documentales. Además, tiene una presencia muy activa en varias redes sociales.

Un ejemplo es Marriott Traveler, una revista con un contenido basado en destinaciones que ofrece a los lectores información sobre qué hacer en las diferentes ciudades en las que Marriott tiene propiedades. La primera edición incluía información de tres ciudades, y en sólo 3 meses las reservas aumentaron hasta las 7 200 habitaciones.

La empresa también ha producido dos películas cortas, Two Bellmen (“Dos conserjes) y French Kiss (“Beso francés”) que se muestran en las televisiones de sus habitaciones, en su página web y canal YouTube oficiales. Two Bellmen tiene un trama llena de acción que incluye a un viajero de negocios, y fue filmada en una propiedad JW Marriott en Los Angeles; si la miras te darás cuenta que explica la historia de un servicio superlativo. Ahora mismo tiene más de 5 millones de visualizaciones en YouTube. La marca Marriott siempre está integrada en estos activos impresos y digitales, pero con un protagonismo secundario. El resultado es una campaña con un impacto muy positivo en la fidelidad de sus clientes y en la conversión de reservas directas.

Entonces, ¿cuál es la mejor estrategia de marketing de contenidos hotelero?

Claro que no todos los hoteles se pueden dar el lujo de contar con el presupuesto que Marriott destina a marketing. Aquellos hoteleros que se inician en el marketing de contenidos siempre deben tener en cuenta a sus clientes. Según Ardath Albee, un diseñador de estrategias de marketing B2B (Business to Business), CEO de Marketing Interactions Inc., y docente en la Universidad de Marketing de Contenidos del CMI, la mejor forma para empezar es combinar los objetivos de su estrategia:

“Lo primero que un hotelero debería preguntarse es qué puede hacer para ayudar a una audiencia específica, y que también ayude a conseguir los objetivos de su hotel. Así que dependiendo del tipo de hotel, quizás el contenido pueda ayudar a los huéspedes a encontrar los mejores restaurantes de la zona o a saber qué hacer mientras visitan la ciudad”.

“O si el hotel se centra en los viajeros de negocios, entonces se podría publicar contenido relacionado con estrategias para reuniones de negocios o conferencias. O si el hotel es un resort o spa, entonces un blog sobre hábitos saludables; o si se cuenta con un campo de golf, entonces actualidad sobre el deporte; o un restaurante que goza de cierta fama, entonces se pueden compartir algunas de las recetas del chef”.

El siguiente paso es considerar una estrategia de distribución de contenido. Hay muchas formas para publicar contenido, incluyendo redes sociales, correos electrónicos y la página web del hotel:

“Hay que aprovechar al máximo el contenido que se desarrolla”, añade Albee; “hay que pensar sobre la audiencia, la intención, los objetivos corporativos, y entonces en los formatos y en los canales para distribuir este contenido”.
En resumen, una estrategia de marketing de contenidos se compone de un plan en fases múltiples que implica: creación del contenido; decidir cuándo, dónde y cómo distribuir el contenido; y cómo medir los resultados.

Dependiendo del tamaño del equipo de marketing de tu hotel, puede ser el trabajo de una persona o de un departamento completo. También puedes buscar ayuda en agencias externas de marketing para que complementen tu trabajo.

Si quieres aprender más sobre el papel que la tecnología desempeña en la distribución hotelera y el marketing online, no te pierdas la guía en la que SiteMinder explica cómo los hoteleros deber mejorar su visibilidad en un mercado online saturado, adaptarse rápidamente a nuevas tecnologías, afrontar los desafíos que día a día se encuentran en esta industria.

TOPBanner_Blog_ES

Thanks for sharing

Sign up to our blog and receive regular updates on the content you're into

Send this to a friend