Ir al contenido principal

Guía de tarifas y recargos para hoteles

  Publicado en Recursos  Last updated 26/06/2024

¿Qué son los fees de hotel?

Las tarifas o ‘fees’ de hotel engloban una serie de cargos adicionales que los huéspedes pueden pagar por comodidades y servicios extra. Sin embargo, son algo más que cargos adicionales en la factura de un huésped. También pueden potenciar estratégicamente los ingresos y elevar significativamente la rentabilidad de tu hotel.

Algunos ejemplos son las tasas del complejo que cubren el mantenimiento del hotel, las tasas de aparcamiento o las tasas adicionales de limpieza si los huéspedes llevan mascotas.

Aunque los fees hoteleros pueden ser generadores de ingresos secundarios o una herramienta útil para mitigar costes operativos adicionales, aplicarlas con eficacia es todo un arte. Cobrar demasiadas tarifas adicionales desanimará a los huéspedes y les harán cuestionar el valor de su estancia.

En este post aprenderás cómo tu hotel puede aplicar fees de forma eficaz, transparente y considerada para aumentar tus ingresos, reducir tus costes generales y mantener contentos a los huéspedes.

Índice

Comisiones y recargos habituales de los hoteles

Aunque cada hotel es único y, por tanto, tiene oportunidades únicas para cobrar comisiones, hay algunas áreas en las que es más habitual (y está más normalizado) ver una comisión adicional. Entre ellas están:

Tasas de complejo y servicios

Estas cuotas cubren el uso y mantenimiento de instalaciones in situ como piscinas, gimnasios y spas. Ofrecen a los huéspedes acceso a una serie de servicios que mejoran su estancia, al mismo tiempo que contribuyen al mantenimiento de estas instalaciones.

Tasas de aparcamiento

Tanto si aparca el propio huésped o hay servicio de aparcacoches, las tarifas de aparcamiento ofrecen opciones seguras y cómodas a los huéspedes que llegan con sus propios vehículos. Estas tarifas pueden ser escalonadas en función del nivel de servicio ofrecido. También pueden incluir cargos por aparcamiento desatendido o de larga duración.

Tasas por salida tardía y salida anticipada

Estas tarifas dan a los huéspedes la flexibilidad de prolongar su estancia más allá de las horas de salida estándar o de marcharse antes de su salida programada, al mismo tiempo que compensan al hotel por los inconvenientes causados en la rotación de habitaciones.

Gastos de anulación de reserva

Se cobran cuando los clientes cancelan sus reservas, especialmente si lo hacen en el último minuto. Ayudan a mitigar la pérdida de ingresos por habitaciones no vendidas y fomentan un comportamiento responsable en las reservas.

Tasas por persona extra

En las habitaciones que superen la ocupación estándar, se cobrará una tarifa por persona extra para cubrir los costes adicionales de comodidades y servicios.

Recargos por minibar o servicio de habitaciones

Estos recargos se aplican a la comida en la habitación o al uso del minibar, ofreciendo a los huéspedes el lujo de la comodidad a precio de oro. También pueden incluir recargos por entrega del servicio de habitaciones.

Tarifas de Internet y recargos por llamadas telefónicas

Aunque el Wi-Fi básico puede ser gratuito, los servicios de Internet premium o las llamadas internacionales pueden conllevar gastos adicionales para satisfacer las necesidades de los viajeros de negocios.

Tarifas del centro de negocios

A los huéspedes que necesiten acceso a ordenadores, impresoras o salas de reuniones se les puede aplicar una tarifa de centro de negocios.

Gastos de caja fuerte en la habitación

Algunos hoteles ofrecen cajas fuertes en las habitaciones por un cargo adicional, para que los huéspedes puedan guardar sus objetos de valor de forma segura.

Tasas por guardar el equipaje

A los huéspedes que necesiten guardar su equipaje antes de la entrada o después de la salida, se les puede cobrar una tarifa nominal por guardarlo.

Impuestos y tasas similares

Aunque tradicionalmente no se consideran una tarifa hotelera, los impuestos pueden considerarse igual en cuanto a que son un coste adicional para tu huésped. Dependiendo de dónde operes, los impuestos pueden estar incluidos en el precio de la habitación (por ejemplo, el IVA), pero en algunos países puede haber impuestos adicionales para cuya cobertura cobres una tarifa aparte, como el impuesto sobre las camas de hotel.

Transparencia en las tasas y recargos hoteleros

Para los clientes de los hoteles, las tasas y recargos suelen considerarse una molestia innecesaria. Pero para los hoteles y proveedores de alojamiento de todo el mundo, se están convirtiendo en una fuente de ingresos cada vez más vital.

Una investigación de Bjorn Hanson, profesor clínico del Centro Tisch de Hostelería y Turismo de la Escuela de Estudios Profesionales de la Universidad de Nueva York, reveló que los hoteles de EE.UU. han estado recaudando cantidades récord de sus fees, y que la tendencia al alza no muestra signos de desaceleración. Esto no es una gran sorpresa, dado que los fees y recargos pueden suponer hasta un 90% de rentabilidad para los hoteleros expertos. Las cifras también sugieren que el crecimiento de las cifras es un reflejo del aumento de las tasas de ocupación, así como del aumento de la cantidad cobrada en concepto de tasas y recargos.

Además, cada vez son más frecuentes algunas comisiones nuevas. Entre ellas están:

  • Cargos especiales por montaje y desmontaje de salas de reuniones.
  • Tasas por facturación anticipada.
  • Tarifas para garantizar una habitación concreta.
  • Tasas por aparcamiento en superficie sin vigilancia en ubicaciones suburbanas.
  • Tasas por guardar el equipaje.

Y lo que es más importante, la investigación descubrió un aumento de la divulgación de tasas y recargos entre los hoteles de EE.UU.

Aunque las comisiones y recargos se tachan a veces de cargos “ocultos” o “sorpresa”, hay una clara tendencia hacia una mayor transparencia. Los hoteles utilizan webs, emails de confirmación, tarjetas en las habitaciones, menús del servicio de habitaciones y carpetas de servicios para informar sobre las tarifas. Sin embargo, los huéspedes aún pueden verse sorprendidos por estas comisiones, probablemente debido a la falta de coherencia en todo el sector sobre qué comisiones pueden cobrarse. A diferencia de las tarifas estandarizadas por marcas o por el sector, algunas tarifas hoteleras se determinan en cada hotel y pueden fluctuar con mucha frecuencia. Este enfoque individualizado de la fijación de las tarifas contribuye a la sensación de que son cargos “ocultos” o “sorpresa” para los huéspedes.

La información es la clave y ser transparente con los huéspedes es necesario para evitar una reacción violenta cuando se trata de tasas y recargos por extras.

Estrategia de tasas e impuestos hoteleros

Una forma estupenda de ser sincero con los huéspedes sobre las comisiones y recargos es informarles durante el proceso de reserva, y ofrecerles los servicios como extras y añadidos opcionales.

Por ejemplo, utilizando una herramienta como el motor de reservas hoteleras de SiteMinder, puedes añadir varias opciones por adelantado que van desde el desayuno hasta el WiFi seguro, algo que la OTA Agoda.com identificó como importante para los huéspedes a la hora de elegir un hotel.

Utilizando el motor de reservas de SiteMinder como ejemplo, puedes introducir extras y cargos para muchos escenarios diferentes. Aquí tienes algunos de los que hemos visto utilizar a nuestros clientes:

  • Por reserva – Salida tardía
  • Por persona y noche – Desayuno caliente
  • Por habitación – Champán a la llegada
  • Por habitación y noche – Toallas limpias
  • Por persona – Paquete de spa de día

Incluso puedes atribuir determinados extras a habitaciones concretas, como “Especial 3 noches King Suite”. Y nuestro motor de reservas también te permite establecer descripciones de las imágenes extra para vender realmente su atractivo, y fechas de inicio y fin aplicables para hacer ofertas estacionales a lo largo del año, como San Valentín y Semana Santa.

Puede parecer fácil incluir estos extras en las tarifas, pero los hoteleros no deben introducir secretamente las tasas y recargos en las tarifas de las habitaciones. Los posibles huéspedes prestan mucha atención a las tarifas de las habitaciones y se fijan menos en los extras, y las fluctuaciones en las tarifas que están vigilando pueden espantarlos.

Aunque algunos sostienen que los fees del complejo turístico y otras tasas deberían incluirse en el precio de la habitación, hay razones de peso para mantenerlas separadas:

  • En primer lugar, la incorporación de estas tasas al precio de la habitación haría que estuvieran sujetas a los impuestos municipales de ocupación, con lo que aumentaría el coste total para los huéspedes.
  • En segundo lugar, las tarifas de las habitaciones son muy dinámicas y los viajeros las vigilan de cerca, mientras que las tasas y recargos suelen ser más estables.
  • Por último, muchos viajeros se fijan sobre todo en el precio de la habitación cuando deciden hacer una reserva, por lo que mantener estas tarifas separadas permite que los precios de referencia sean más transparentes.

De qué forma ser honesto con las tarifas hoteleras puede aumentar los beneficios

Al ser honesto sobre todas las tarifas y recargos, eliminas el elemento sorpresa, haciendo que los huéspedes se sientan más cómodos gastando en servicios adicionales. Este enfoque directo también te permite comercializar estos servicios con mayor eficacia, convirtiendo los extras opcionales en experiencias imprescindibles que no sólo mejoran la estancia del huésped, sino que también contribuyen a tus ingresos. Aquí puedes ver cómo te ayudará hacerlo:

Genera confianza

Cuando eres transparente sobre todas las tasas y cargos, básicamente estás creando una base de confianza con tus huéspedes. Esta confianza tiene un valor incalculable; no sólo anima a los huéspedes a hacer uso de servicios adicionales, sino que también fomenta las relaciones a largo plazo. Un cliente que confía en ti es un cliente que volverá, y repetir la estancia suele ser más rentable que captar nuevos clientes.

Es marketing eficaz

Ser franco sobre los cargos te permite comercializar estos servicios como experiencias de valor añadido, en lugar de como costes ocultos. Tanto si se trata de un paquete de spa, una visita guiada o una experiencia gastronómica especial, unos precios claros te permiten ofrecer estos servicios de forma que resulten más atractivos. Esto convierte los extras opcionales en partes importantes de la experiencia del huésped, lo que aumenta la contratación de los servicios y los ingresos.

Es económico para los huéspedes

Cuando los huéspedes saben exactamente qué pueden esperar en términos de cargos, pueden presupuestar su viaje de forma más eficaz y permitirse gastar más en servicios adicionales, sabiendo que no habrá costes inesperados. Esencialmente, estás permitiendo a tus clientes tomar decisiones informadas que mejoran su estancia y, por extensión, permitiendo a tu empresa dar valor añadido útil para tus huéspedes.

Genera reseñas y recomendaciones positivas

La transparencia en los precios reduce el riesgo de críticas negativas del tipo “¡Nos han cobrado por cada pequeña cosa extra! No os acerquéis”. En la era de las reseñas online y las redes sociales, reducir el riesgo del marketing boca a boca es muy valioso y contribuye a aumentar las reservas y, por extensión, los beneficios.

By Mark Dawson

Mark es el Director de Marketing de Rendimiento en SiteMinder, la única plataforma de software que desbloquea todo el potencial de ingresos de los hoteles. Con casi 20 años de experiencia en marketing digital y tecnología, Mark comprende lo importante que es asegurarse de que las marcas sean visibles en línea y de que los hoteles aprovechen al máximo su potencial desde una variedad de canales digitales de manera rentable.

 

Thanks for sharing

Sign up to our blog and receive regular updates on the content you're into

Send this to a friend